MER.CL
Volver   
Resultados de la búsqueda :
Congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica:

La inmunoterapia es la gran promesa para combatir tumores




   

Nadie pone en duda que la inmunoterapia es la estrella de la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por su sigla en inglés), que se realiza en Chicago.

Las presentaciones de los nuevos tratamientos que ayudan al sistema inmune de los pacientes a combatir su cáncer se realizan a sala llena. Esto, porque los resultados que muestra esta nueva estrategia para atacar esta enfermedad son de alta eficacia, y están dejando a la quimioterapia y la radioterapia tradicionales en el pasado.

El doctor José Miguel Reyes, oncólogo de Clínica Las Condes y uno de los 40 mil asistentes al evento, explica que el papel de la inmunidad se sospechaba desde hace mucho tiempo. "Se sabía que había tumores que desaparecían solos. Los clásicos ejemplos que se citaban era el cáncer de piel llamado melanoma y el de riñón", dice. Y aunque estos casos eran excepcionales, según explica, ya hacían pensar que era el propio cuerpo del paciente el que lograba eliminar la enfermedad.

A finales de los años 80 comienzan a conocerse los primeros anticuerpos que ayudaban en este sentido. Pero recién en 2010 empiezan a verse resultados concretos en determinados tumores como el melanoma.

"Se logra con estas drogas que el organismo reconozca al tumor como extraño y lo ataquen", agrega el doctor Reyes.

Ahora se está lanzando al mercado una nueva generación de estos medicamentos, que son mucho más eficaces y con mínimos efectos adversos, aunque todos coinciden en que su precio es muy alto.

En los casos presentados en ASCO, el melanoma avanzado y que se ha diseminado por el cuerpo con metástasis ha mostrado buenos resultados. De ser pacientes en que no había nada que hacer, hoy se benefician con más de un año de sobrevida al recibir inmunoterapia.

"Incluso hay un estudio que demuestra que una combinación de drogas puede eliminar este tumor en un 80% de los casos, y un año después se mantiene esta respuesta", cuenta el doctor Reyes.

Otro aspecto que se estudia es definir a qué pacientes específicos benefician estas drogas. Muchas veces hay tumores con un perfil genético determinado, en que estas drogas muestran su más alta eficacia.

"Hoy tenemos sencillos test que nos permiten identificar a estas personas, y así el médico y el paciente pueden decidir la mejor combinación de drogas", dice el doctor Jedd Wolchok, jefe del Servicio de Melanoma e Inmunoterapéuticos del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, en Nueva York, quien realizó uno de los estudios.

En un subtipo de cáncer de pulmón, el uso de inmunoterapia aumenta la sobrevida. De quienes la reciben, un 42% sigue con vida al cabo de un año. En quienes no la usan, solo un 24%. "Esto es el mayor avance en los últimos 20 años, y le da solidez a la inmunoterapia como tratamiento para el cáncer de pulmón", dice la doctora Julie Brahmer, directora del Programa de Oncología Torácica del Centro de Cáncer Kimmel de Johns Hopkins, en EE.UU.

Ella advierte nuevamente que hay un grupo de pacientes dentro de los estudios en que después de uno o dos años siguen libres de la enfermedad, por lo que se deben identificar, ya que son los que más se benefician de esta terapia. "Es urgente identificarlos, porque son terapias muy caras y hay que usarlas en quienes tendrán los mejores resultados", explica Brahmer.

Quizás una de las terapias más esperadas es el anticuerpo de última generación Avelumab, que obligó a una alianza entre dos farmacéuticas para financiar una serie de estudios. Esto, porque sería eficaz en varios tumores sólidos como próstata, pulmón, piel, ovario y riñón, entre otros. Incluso para pacientes que ya han fracasado con tratamientos anteriores.

"No hay que pensar que esto es la cura definitiva del cáncer. Probablemente no lo es, pero es un arma muy potente contra la enfermedad", advierte el doctor Reyes.

Pero la estrategia es promisoria, según el doctor Wolchok. Por eso, "quiero agradecer a los pacientes que han participado en los ensayos clínicos, porque están abriendo un camino en la investigación del cáncer, y estamos en deuda con ellos por ayudarnos a mejorar el cuidado de los pacientes de las generaciones que vienen", concluye.

Tratamiento
A fines de los 80 aparecen los primeros anticuerpos para inmunoterapia, pero solo en 2010 se vieron los primeros resultados en tumores como el melanoma.

 



<
Más resultados