MER.CL
Volver   
Resultados de la búsqueda :
MEDICINA DE PRECISIÓN:

Los nuevos pasos que cambian el concepto del cáncer




   

Si bien a nivel mundial el cáncer aún cobra la vida de más de 8 millones de personas cada año, la ciencia está cada vez más cerca de lograr que esta deje de ser una patología mortal gracias al desarrollo de la inmunoterapia, fármacos personalizados para distintos tipos de mutaciones y combinación de terapias.

Atacar las células cancerosas utilizando el propio sistema inmune es la base de la inmunoterapia. Ya en 1890, el cirujano William Coley inyectaba bacterias a sus pacientes para curarlos del cáncer, pero su idea se abandonó durante décadas, y el foco del tratamiento oncológico se ha mantenido en atacar la enfermedad "desde afuera", con el uso de radioterapia, cirugía y medicamentos que afectan en forma directa a las células tumorales.

Pero en los últimos años, activar o quitar los frenos del sistema inmunológico para que combata a las células cancerígenas se ha vuelto una realidad para cánceres como el melanoma y el de pulmón, a través de la aprobación de fármacos inmunomoduladores.

Estos tratamientos mejoran la supervivencia en pacientes con cáncer de pulmón avanzado que ya habían recibido quimioterapia convencional sin buenos resultados. En pacientes con melanoma, la combinación de dos anticuerpos monoclonales con distintos mecanismos de acción, permitió controlar las metástasis por un tiempo significativamente más prolongado.

"Las terapias inmunológicas están irrumpiendo en la oncología y cambiando radicalmente la forma de entender y tratar el cáncer. La posibilidad de combinar la inmunoterapia con otros tratamientos estándares como quimioterapia o radioterapia, podría resultar muy eficaz en algunos tipos de tumores, como también permitir respuestas más prolongadas a los tratamientos clásicos utilizados hasta la actualidad. De esta manera, algunos pacientes podrían tener su enfermedad controlada por largos períodos de tiempo", indica Eva Bustamante (Phd), Jefa de la Unidad de Investigación y Desarrollo del Instituto Oncológico FALP. 

La especialista agrega -no obstante- que la inmunoterapia está en un punto de desarrollo temprano. Actualmente hay varios estudios clínicos en distintas etapas de desarrollo de nuevos anticuerpos y de distintas combinaciones de terapias. Algunos elementos no están claros aún, como por ejemplo qué pacientes responden y cuáles no. En la mayoría de los casos no sabemos por qué algunos tipos de cáncer no indican nada, ni tampoco por qué solo funciona en el 20% de los pacientes.

"Muchos de los tumores se van a convertir en enfermedades crónicas. Y el mismo principio que nos permitirá hacer eso también hará posible atacar los que hoy no tienen tratamiento. Las terapias de combinación serán importantes".

El inicio de este tipo de avance ocurrió a comienzos de la década del 90', con la secuenciación del genoma humano. De ahí en adelante, los esfuerzos de la ciencia básica están en conocer el perfil genético del paciente y las alteraciones que pueda sufrir. (Ver recuadro Avance de la genómica).

Más sobrevida

En Chile, el cáncer de mama representa la segunda causa de muerte por cáncer en la mujer. Datos del Ministerio de Salud demuestran que ha aumentado más de un 20% en las últimas décadas. Hace 20 años, 1 de cada 34 mujeres tenía riesgo de desarrollarlo, mientras que se estima que hoy ese riesgo es 1 de cada 8 mujeres.

El Dr. Mauricio Mahave, oncólogo quimioterapeuta del Instituto Oncológico FALP, explica que el 2015 fue importante en cuanto a nuevas terapias específicamente en pacientes con cáncer de mama en etapa avanzada.

Por ejemplo, en mujeres cuyos tumores sobre expresan la proteína de superficie celular llamada HER2 se ha demostrado que el uso de terapias específicas combinadas asociado a la quimioterapia mejora la sobrevida en alrededor de un año y medio.

Otro tipo de terapias específicas para este cáncer es la asociación de terapias target con drogas altamente citotóxicas, como el complejo trastuzumab emtansine. De esta forma, la droga se libera al interior de la célula tumoral generando una terapia efectiva con una marcada menor toxicidad.

Para las pacientes con enfermedad avanzada que expresan receptores hormonales y sin sobre expresión de la proteína HER2 también han aparecido dos nuevas terapias: una es la combinación de terapia hormonal junto a un medicamento inhibidor de una vía específica de señales intracelulares llamado Everolimus. Su uso combinado a la terapia hormonal mantiene por un mayor período de tiempo controlada la enfermedad.

Biopsias líquidas

Hasta el momento, para conocer cómo evoluciona un cáncer había que extraer una muestra del tejido tumoral y analizarlo. Es un método invasivo para el paciente -requiere una punción, una incisión o una cirugía- y no permite un seguimiento continuo del progreso patológico.

La biopsia líquida -que puede incluir técnicas que analizan las células tumorales circulantes o directamente el ADN tumoral circulante o los exosomas- detecta las mutaciones específicas de un tumor mediante una muestra de sangre, orina u otros líquidos corporales. Esto evita al paciente trastornos innecesarios y representa un ahorro de tiempo, ya que los resultados están disponibles en solo uno o dos días. Además, dado que el procedimiento no es tan invasivo y relativamente sencillo, se puede repetir las veces que los médicos consideren adecuadas para controlar la evolución de la patología. Conocer mejor la biología y la genética del tumor facilita las decisiones que deban tomarse respecto al tratamiento, que se podrá adaptar a las características específicas de cada cáncer.

Actualmente, existen estudios en marcha sobre la biopsia líquida para cáncer de colon y recto, pulmón y mama, entre otros. Y, en este campo, el 2015 destacó la técnica desarrollada por científicos del Vall d'Hebron Instituto de Oncología de Barcelona que, a través de una punción lumbar, analiza el ADN circulante en el líquido cefalorraquídeo, lo que permite diagnosticar, pronosticar y afinar en el tratamiento de los tumores cerebrales sin necesidad de realizar una biopsia de tejido cerebral.

 Controlar metástasis

Otro de los hitos del 2015 es el estudio en el que participan investigadores del Centro Nacional de Investigación Oncológica (CNIO) de España, del Weill Cornell Medical College y del Memorial Sloan Kettering Cancer Center (Nature 527, 329-335, 19 Nov 2015) y que ha mostrado los mecanismos por los que los tumores eligen a qué órgano dirigen la metástasis.

En los últimos diez años se han dado pasos de gigante en el abordaje del cáncer, tanto por el mejor conocimiento molecular del tumor, por la certeza y rapidez en el diagnóstico como por los tratamientos innovadores y personalizados. Se ha pasado de un tratamiento generalizado con quimioterapia y radioterapia a un escenario donde la heterogeneidad tumoral tiene mucho que decir para definir una terapia.

 

 



<
Más resultados