MER.CL
Volver   
Resultados de la búsqueda :
Arnoldo Hax, académico del Sloan School of Management del MIT:

Incorporar capacidades tecnológicas en energía y biotecnología es el desafío de Chile




   

Hace 40 años que Arnoldo Hax (78), ingeniero industrial de la Universidad Católica de Chile, está fuera del país. Profesor del Sloan School of Management del Massachussets Institute of Technology (MIT) y autor del Modelo Delta de gestión estratégica, el académico viene con frecuencia al país, donde realiza una serie de actividades y aprovecha de reunirse con ex compañeros del Liceo Alemán y de la Universidad Católica.

-¿Qué aplicación tiene el modelo Delta para mejorar la capacidad de gestión y la productividad en Chile?

"La estrategia es un diálogo entre los actores más relevantes para que la empresa pueda desarrollarse adecuadamente. La herramienta más común que se usa en Chile es la FODA, que significa fortaleza, oportunidades, debilidades y amenazas. Se usa para ver qué se está haciendo bien y qué se hace mal, lo cual conlleva a continuar haciendo bien o mejorar las fortalezas y a corregir las debilidades".

"Como no se pregunta para qué, eso lleva a seguir haciendo lo mismo, lo cual es una mentalidad mediocre que no conduce al cambio, sino a la imitación, e implica lo peor que le puede pasar a una empresa, que es la comoditización u oferta que no tiene nada distintivo. Mi modelo Delta lleva a hacer una reflexión, con parámetros de referencia que pasan de la entrega simple de un producto, cómo acercarse al cliente y cómo integrarse al sistema, generando una alianza estratégica con los distintos constituyentes. El alineamiento que debe existir entre la estrategia, la estructura organizativa, los procesos y el desempeño".

-¿Cuál es su apreciación de la reforma educacional en Chile?

"Estoy hace más de 40 años fuera, no quisiera opinar de temas que desconozco en profundidad. Sé que es un tema polémico, muy conflictivo. Sé que en estos momentos están pasando cosas bastante difíciles en Chile con respecto a la universidad. Estas marchas de los alumnos, los exorbitantes costos que exigen que los alumnos se endeuden y asuman responsabilidades financieras exageradas".

-¿Alguna preocupación especial?

Ojalá que esté equivocado, pero una preocupación que tengo en Chile es respecto a la PSU. El sistema lo creó un presidente de Harvard, preocupado porque a la universidad entraban los hijitos de su papá y gente de mucha capacidad financiera. Inventó la prueba SAT, que aquí se llama PSU, para permitir a la gente tener acceso en forma más democrática al sistema universitario y, sobre todo, premiar a los más capaces".

"Lo que pasa es que en Chile la PSU se desfigura, y pasa a ser el sistema de admisión y colocación del alumno y determina incluso qué carrera va a seguir en base al puntaje, y lo más grave es que los mejores puntajes provienen de los colegios más elitistas. El SAT busca ser un elemento que integre a la sociedad, que enriquece su heterogeneidad, es notable el esfuerzo en Estados Unidos por enriquecer el entorno y darle acceso a la gente más pobre, a los negros, porque han estado históricamente tan descuidados y con tan grandes desventajas, que no puedes quebrarlas haciendo exigencias que sean universales para todos. Hablaba con un decano de la UC, y el 80% de ingeniería era del estrato uno y dos. Hay que tener cuidado de que los procedimientos de admisión a las universidades no creen un entorno que no sea representativo de nuestra sociedad".

-¿Era necesaria la reforma tributaria?

"No tengo conocimiento de qué se está haciendo en Chile. En Estados Unidos hay un esquema tributario clarísimo, la gente rica paga más y se trata en lo posible de limitar los loops (rendijas) y evasiones de impuestos. La evasión delictuosa es una cosa seria, te meten en la cárcel, pero hay formas más elaboradas a través de los loops, porque la legislación permite hacer ciertas cosas. Una reforma tributaria es fundamental si es que existen condiciones en las cuales no hay equidad".

-¿Cómo ve la desaceleración de la economía chilena y el escenario global?

"Chile es un país rector en muchas áreas de recursos naturales, pero tiene dos áreas críticas: energía y biotecnología. Mejorar las capacidades tecnológicas y científicas contribuiría a mejorar la productividad, tener mayor capacidad manufacturera, extender su área y mantener su liderazgo en ciertos sectores".

"Veo a una Europa debilitada que no se está renovando en forma adecuada. Estados Unidos surge como la figura predominante que ha vuelto a retomar niveles aceptables de crecimiento y productividad. En Latinoamérica hay una problemática grave con los líderes políticos. Chile retiene el modelo económico y tiene la imagen de país serio y está rodeado de un vecindario donde la corrupción es galopante".

-¿Qué piensa del financiamiento de empresas a la política y el caso que hoy sacude al país por eventual evasión tributaria en esos esquemas?

"Es innegable que la política necesita dinero para desarrollarse. Lo importante es cómo se capta el dinero y la transparencia. En Estados Unidos la relación entre la empresa y los políticos es bastante abierta, pero no hay elementos inmorales o corruptos. Ahora, cuando se empiezan a producir estas relaciones y caen en trampas de corrupción y uso del dinero en forma indebida, ahí estamos en un problema de gran preocupación. Yo tengo mucha confianza en la probidad e integridad que Chile ha tenido siempre".

"Hay que tener cuidado de que los procedimientos de admisión a las universidades (PSU) no creen un entorno que no sea representativo de nuestra sociedad".

"Chile es un país rector en muchas áreas de recursos naturales, pero tiene dos áreas críticas: energía y biotecnología".

"Es innegable que la política necesita dinero para desarrollarse. Lo importante es cómo se capta el dinero y la transparencia".

 



<
Más resultados