MER.CL
Volver   

Resultados de la búsqueda :
Presidente Piñera inaugura hoy el tramo submarino del cableado:

Cómo la ciencia, la educación y los negocios se beneficiarán con la Fibra Óptica Austral




   

"La conexión a internet es extremadamente cara y mala. En la municipalidad y en la escuela pagamos un millón y medio por cada conexión. Navegamos, mandamos correos, pero tenemos problemas al adjuntar una foto. Ver Netflix o YouTube es un sueño", dice Bernardo López, alcalde de Tortel, comuna de 600 habitantes ubicada en los fiordos de la Región de Aysén.

Por eso está esperanzado con las nuevas posibilidades que les dará a los vecinos la llegada de la fibra óptica. "Podemos potenciar el turismo; los niños en las escuelas tendrán más recursos; los profesores podrán capacitarse. Los vecinos podrán pagar las cuentas en línea, incluso podremos tener atención de salud con telemedicina", dice López, quien espera que estos beneficios lleguen a su comuna antes de fin de año.

Hoy, el Presidente Sebastián Piñera inaugurará el fin del trazado submarino del proyecto Fibra Óptica Austral. Lo hará sobre el barco "René Descartes", que instaló el cable en el lecho marino en un trazado de 2.880 km desde Puerto Montt a Puerto Williams y que también contempla el arribo de la fibra a localidades intermedias como Tortel. El recorrido submarino se complementa con un trazado terrestre en Cochamó-Palena, Tortel-Coyhaique y la zona de Punta Arenas-Puerto Natales (ver infografía).

Desde enero de 2020

El proyecto de Fibra Óptica Austral salda una deuda con los habitantes de la Región de Aysén y Magallanes que, por las características geográficas del país, no contaban con una buena conexión con el resto del país y el mundo. "Vamos a conectar a Chile con Chile a través de Chile", dice Marcelo Pino, gerente de Asuntos Corporativos de Huawei, empresa que en conjunto con CTR se encargó de la ejecución de esta etapa.

Según Patricio Morales, gerente general de CTR, los servicios estarán disponibles a partir de enero de 2020, fecha en que los usuarios podrán gozar de sus bondades.

Así, Chile dejará de depender de Argentina para conectar a ciudades importantes como Punta Arenas, lo que tiene ventajas geopolíticas. "En la zona va a existir una redundancia de conectividad. En caso de emergencia se podría seguir usando la fibra de Argentina", dice Pino.

Por el cable se pueden transmitir hasta 16 terabits por segundo (1 terabit son 1.024 gigas), sobrepasando con creces lo que requiere actualmente todo el país.

"La infraestructura permitirá habilitar servicios como telefonía fija y televisión por internet, centros de datos o, simplemente, que la gente de Caleta Tortel pueda ver películas en plataformas de streaming ", dice Pino.

También crea las condiciones para que empresas de nivel mundial instalen en Chile sus data centers . "Esta conectividad favorece la instalación de centros de datos que puedan prestar servicios no solo al resto del país, sino también al continente. Uno de los costos asociados a su instalación es la necesidad de refrigeración, por lo que el sur de Chile, con sus bajas temperaturas, puede ser atractivo. Sin embargo, el desarrollo de esta industria en esas regiones tiene desafíos desde el punto de abastecimiento de energía, ya que si bien la zona cuenta con un buen potencial de generación eólica, hoy se abastece principalmente con generación en base a diésel", dice Cristián Rodríguez, director de InvestChile.

El ejecutivo añade que la mejor conectividad de la región mejorará las posibilidades de que compañías que exportan servicios digitales se puedan instalar con sus equipos en Los Lagos, Aysén y Magallanes, "apalancando el talento local, además de atraer técnicos y profesionales dispuestos a establecerse en estas regiones".

La fibra también abre perspectivas para la ciencia. "Hace dos años, los países que hacen investigación antártica definieron que uno de los más grandes desafíos que tendrá la investigación en ese territorio es el flujo de datos en tiempo real", dice Marcelo Leppe, director del INACh.

De ahí la importancia de que la fibra llegue hasta Puerto Williams. "Las zonas más cercanas a los polos son las más afectadas por los efectos del cambio climático. Estudiar este tipo de fenómenos y también las corrientes submarinas requiere de sensores que estén entregando la información en tiempo real, y la fibra óptica lo permitirá", dice Leppe.

 



<
Más resultados