MER.CL
Volver   

Resultados de la búsqueda :
Informe sobre la situación en Latinoamérica:

Cepal y OPS advierten que la región debe controlar pandemia para reactivar la economía




   

Con altos niveles de trabajo informal, pobreza y desigualdad, la región de América Latina y el Caribe enfrenta importantes desafíos tras el impacto de la pandemia del covid-19. En ese contexto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) junto con la Organización Panamericana de Salud (OPS) presentaron ayer el informe "Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el covid-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe", que plantea la necesidad de articular políticas de salud, económicas, sociales y productivas para la reactivación pospandemia.

Según el reporte, Latinoamérica, la región del mundo con más casos de covid-19, no podrá reactivar su economía si no logra frenar los contagios. "Los países deben evitar pensar que deben elegir entre reabrir las economías y proteger la salud y el bienestar de sus pueblos. Esto, de hecho, es una elección falsa", dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne. "Hemos visto una y otra vez que la actividad económica completa no puede reanudarse a menos que tengamos el virus bajo control. E intentar hacerlo de otro modo pone en riesgo vidas y extiende la incertidumbre provocada por la pandemia", señaló.

"No hay reactivación posible sin un plan claro que evite el repunte de los contagios a partir de testeo, trazabilidad y confinamiento", indicó por su parte la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, quien insistió que los países necesitan tomar medidas para mitigar el efectos en el ingreso y en la capacidad productiva. "No se puede hablar de reactivación si no se controla la pandemia, y ese es el punto central del reporte", recalcó Bárcena, quien señaló que la crisis ha revelado los problemas estructurales del modelo de desarrollo de América Latina y el Caribe, por lo que "cambiar la estrategia es esencial" para avanzar a un sistema más equitativo.

"Nos enfrentamos a un desafío sin precedentes, que requiere de sistemas de salud sólidos y bien financiados", señaló Etienne, quien apuntó que la inversión en salud pública en la región, en promedio un 3,7% de su PIB, está por debajo del 6% que recomienda la OPS.

La Cepal proyecta que la pandemia provocará la recesión más abrupta de la historia de la región, con una caída en el PIB regional de un 9,1% en 2020, con un alza en el desempleo del 8,1% en 2019 a un 13,5% este año; un incremento de la pobreza en 7,0 puntos hasta llegar al 37,3% de la población; un elevación de 4,5 puntos en la pobreza extrema hasta el 15,5%, por ende, una profundización de la desigualdad con una elevación promedio en el índice de Gini de 4,9 puntos porcentuales.

"El mensaje principal del documento es que no hay un dilema entre salud y economía, no están en conflicto: tienen que trabajar e ir juntos", señala a "El Mercurio" Daniel Titelman, economista, cientista político y coautor del informe de la Cepal.

Ante este escenario, el reporte sostiene que "solo aplanando la curva de contagios será posible la reactivación económica", y propone tres fases no lineales e interrelacionadas para enfrentar la pandemia: control, reactivación y reconstrucción. Titelman señala que la idea de estas tres fases es que, controlando los contagios y permitiendo la reapertura económica, se pueda "avanzar hacia un sistema de producción mejor para evitar que los costos sociales que hemos tenido que pagar en esta crisis se repitan si viene una nueva pandemia".

En la fase de control, el informe propone seguir medidas de salud pública como la suspensión de actividades no esenciales y otras medidas de distanciamiento social, la trazabilidad de los casos y su aislamiento, el monitoreo de los contactos y la intensificación de las pruebas de diagnóstico".

En la reactivación, "se recomienda que continúen las transferencias monetarias y que lleguen a amplios estratos de la población, incluidos aquellos que son vulnerables a caer en condiciones de pobreza (...) con instituciones financieras internacionales (que) continúen facilitando líneas de crédito a bajo costo y de forma ágil". Sugieren la condonación y alivio de deudas existentes y aseguran que en esta etapa será necesario "apoyar a los 2,7 millones de empresas que van a cerrar debido a la crisis".

En la reconstrucción, el reporte recomienda concebir la salud "como un derecho humano y un bien público que debe ser garantizado por el Estado", con un fortalecimiento de la salud acompañada de políticas fiscales como garantizar ingresos básicos de emergencia (IBE) durante seis meses, bonos mensuales contra el hambre y protección del sector productivo. También, se propone la consolidación de sistemas de protección social universales e integrales, la implementación de una política fiscal progresiva y un gasto público suficiente, eficiente, efectivo y equitativo, aceleración en la transformación digital, la reducción de la dependencia regional de productos médicos importados y cambios en la matriz productiva, junto a un impulso de la inversión verde.

 



<
Más resultados